Buscar

El diseño de un edificio moderno y las tecnologías de la información y las comunicaciones (TICs)

Durante años el arquitecto, el ingeniero estructural, el ingeniero eléctrico, el ingeniero mecánico y el contratista general han participado en las primeras etapas de diseño esquemático (SD), desarrollo de diseño (DD) y documentación de la construcción. Estos profesionales dedicaban tiempo y esfuerzo a las necesidades mecánicas, eléctricas y de plomería que tenían los propietarios, pero nunca se consideraba la tecnología de bajo voltaje (TICs). Los contratistas generales reclutaban ingenieros mecánicos, electricistas y plomeros (MEP) previamente a la construcción para asistir con estas labores. Hoy en día la industria de la construcción se ha tornado más compleja debido a que los sistemas de tecnología que se utilizaban antes estaban compuestos de sólo algunos sistemas como el telefónico, alarmas y tal vez un control de acceso.

En la actualidad la industria TIC ha estado avanzando rápidamente hacia un entorno basado en aplicaciones donde, junto con los dispositivos, funcionan en red desarrollando numerosos sistemas de tecnología (redes de datos, control de acceso, alarmas contra incendio, iluminación LED, etc.).

Como podemos ver, es amplio el número de aplicaciones y tiende a crecer día a día y por supuesto al introducir sistemas de tecnología de información y comunicaciones (TIC) aumenta sustancialmente la complejidad del diseño de un edificio pues además de ser un gran número de sistemas  también hay exigencias de dichas tecnologías que no se pueden pasar por alto. Por todo lo anterior ahora más que nunca, la coordinación entre los arquitectos diseñadores, los ingenieros estructurales, eléctricos y mecánicos resulta crucial para el éxito del diseño global de un edificio moderno.

La coordinación de las especialidades en el diseño de un edificio deben ser:

  1. Coordinación arquitectónica (cielos rasos, pisos, puertas y ventanas de los espacios de telecomunicaciones, vías de las bandejas y ductos de cableado)

  2. Coordinación mecánica(temperatura y humedad de los espacios de telecomunicaciones)

  3. Coordinación estructural (vías verticales y horizontales, cargas de piso especiales)

  4. Coordinación eléctrica (cargas y armónicos no lineales, compatibilidad electromagnética, iluminación de espacios de telecomunicaciones, receptáculos de puesta a tierra.

Estas normas delinean sus recomendaciones para diversos tipos de espacios de telecomunicaciones en entornos comerciales. Es común la idea errada de que el espacio delineado en estas normas es excesivamente grande para aplicaciones en la vida real. Los diseñadores TIC deben ser partidarios de estos espacios y darse el tiempo de explicar los motivos por los cuales son necesarios.

Existen numerosas fuerzas impulsoras que causan la convergencia de sistemas en la planta de cableado estructurado. El espacio necesario hoy aumentará rápidamente con la adopción de nuevas tecnologías basadas en el protocolo Internet (IP).

Recordemos también que los centros de salud tienen necesidades particulares para crecimiento futuro pues los sistemas como llamadas de enfermería y monitoreo de pacientes pasan a ser basados en IP o inalámbricos. Por lo tanto, la norma ANSI/BICSI 004-2012, Information Technology Systems Design and Implementation Best Practices for Healthcare Institutions and Facilities, recomienda aplicar un factor de crecimiento de 50% como mínimo para espacios de telecomunicaciones en entornos de atención médica.

La norma también escribe las necesidades de espacios y requisitos específicos de la atención médica. Por ejemplo, es común que los sistemas médicos y sistemas de automatización de edificios queden separados del resto de la planta de cableado estructurado.

Estos sistemas deben colocarse entonces en un espacio adyacente dedicado exclusivamente a su desarrollo.

La norma ANSI/BICSI 002- 2014, Óptimas prácticas de diseño e implementación del centro de datos, define un centro de datos como «un edificio o sección del mismo cuya función principal es albergar una sala de computadoras y sus áreas de soporte». Nótese que no es necesario dedicar todo el edificio al centro de datos. Por ejemplo, un hospital podría tener un centro de datos necesario para almacenar y mantener registros confidenciales del personal y la información de seguros.
Los centros de salud y centros de datos comparten una demanda de tiempo productivo y confiabilidad en la infraestructura de transporte de datos y almacenamiento. En las sedes donde la infraestructura de datos almacenados y TIC es considerada crucial para funcionar, es obligatorio contar con redundancia. Esto puede tomar la forma de entradas de servicio redundantes, salas de telecomunicaciones (TR) y backbones. Por ejemplo, tener TR en cada piso con dos backbones verticalmente y dos backbones entre las salas principales de equipo es una de las cuatro topologías recomendadas que se describen en la norma ANSI/BICSI 004-2012.
Finalmente podemos decir que las TICs hoy en día están en el edifico residencial como lo define el Reglamento para Redes Internas de Telecomunicaciones – RITEL y que el éxito del diseño está básicamente en la coordinación entre las diferentes especialidades.


19 vistas

© 2015 Creado por dittel.co